Bodas entre viñedos del Penedès

Esta semana en el blog iniciamos una serie de entradas sobre bodas campestres y en el mar.

En esta ocasión, empezamos con una boda campestre al más puro estilo de Violet’s Way, ya que nuestro servicio de wedding planner está ubicado sobre todo en zona del Alt y el Baix Penedès y el Garraf en Cataluña.

Estas comarcas, de gran tradición vitícola, son el escenario de bodas de cuento en lugares espectaculares: bodegas entre viñedos, casas rurales espectaculares o masías antiguas entre el mar y la montaña.

Dime cómo eres y te diré si tu boda perfecta es entre viñedos

Las parejas que deciden casarse entre viñedos lo hacen por varios motivos:

 

1. SOIS AMANTES DEL VINO

 

Puede ser que tu pareja y tú seáis amantes del vino y que cada fin de semana vayáis a una cata diferente de vuestra región.

Para vosotros no hay otra opción posible, la boda entre viñedos es vuestro evento perfecto.

 

2. BUSCÁIS UN SITIO CAMPESTRE PERO ELEGANTE

 

También puede ser que os guste el campo pero que busquéis un sitio un poco más elegante que un simple huerto para casaros.

Las bodas entre viñedos son la mezcla perfecta entre lo natural y desenfadado, con un punto elegante y chic que les da el hecho de ser bodegas reconocidas por la calidad de sus vinos y sus espectaculares arquitecturas.

Tus amigos más hipster disfrutarán catando los vinos y subiendo a Instagram fotos “modernas” del entorno y la bodega, y tus familiares más tradicionales apreciarán el entorno cálido, familiar y muy natural de este tipo de espacios.

 

3. BUSCAS UN ESPACIO BONITO, MEMORABLE Y SENCILLOboda entre viñedos del Penedès

 

Muchas parejas que se casan entre viñedos eligen este espacio porque se aleja de las típicas bodas en hoteles convencionales, en algunos casos, demasiado rígidas.

Este tipo de bodas campestres y vitícolas se salen de la norma y hacen que todos tus invitados recuerden el lugar con mucho cariño.

Los espacios elegidos (bodegas, al aire libre entre viñedos, antiguas masías) transmiten calma y paz, y os sentiréis muy a gusto durante todo el evento.

Y, para qué engañarnos, ¡vuestras fotos serán espectaculares!

 

Seas como seas, las bodas entre viñedos tienen un no sé qué que las hace mágicas y especiales.

 

¿Qué tiene de especial una boda campestre entre viñedos?

 

Imagina lo siguiente:

Tu pareja, tú y todos vuestros invitados en una bodega en medio del Penedés con vistas a un mar de viñedos.

Es el atardecer, puede ser una tarde de primavera o de otoño.

Los colores que se ven a vuestros pies son espectaculares: rojos, amarillos, naranjas, verdes…

El fotógrafo os saca fotos inolvidables en un paisaje alucinante.

Un cóctel de pie con varios vinos y cavas de la bodega donde estéis celebrando vuestra boda.

Decoración bohemia y rústica en todos los rincones del evento.

La boda campestre perfecta, ¿no te parece?

 

Decoración rústica y vintage, vuestro gran aliado

 

En este tipo de bodas de campo, la decoración siempre tiene que acompañar vuestra temática.

Bicicletas antiguas llenas de flores, antiguos barriles de vino para la zona de cóctel, centros de mesa que son un corte de tronco o carteles rústicos para separar las diferentes áreas del evento.

En cuanto a colores, predominará el verde, el blanco y el marrón con toques de color como el lila que podréis usar en las flores.

Combinad el tul con la tela de saco para decorar las pérgolas y encontrar ese punto entre elegante y bohemio.

En las mesas o en el jardín, floreros blancos con lavanda o paniculata, y viejas cajas de fruta apiladas unas encima de otras para decorar, o separadas a modo de asientos.

Una boda entre viñedos no estaría completa sin pallets para sentarse y descansar, o incluso un pallet en vertical donde los invitados puedan colgar sus zapatos y coger unas alpargatas comodísimas que les habréis preparado.

 

¿Hace calor?

 

Usad el mismo pallet vertical para colgar sombreros de paja si hace mucho calor.

También podéis repartir abanicos de los mismos colores que el resto de decoración (blancos, marrones, verdes, lilas) y pensad en tener botes de líquido antimosquitos en los baños o en alguna mesita auxiliar para cuando caiga la noche.

¡Todos os lo agradecerán!

 

El menú: campestre y a la brasa

 

En una boda en una zona vitícola como el Penedès o el Garraf no puede faltar la carne a la brasa.

Una idea desenfadada: ¿por qué no preparar brochetas de pollo y verduras asadas para el aperitivo? ¿O qué tal unos calçots rebozados si estáis temporada?

¡Seguro que sorprenderéis a vuestros invitados!

Recordad que la gente acaba recordando las emociones que vivió ese día, y dar con platos que se salgan de lo “normal” puede hacer de vuestra boda un evento memorable.

Lo bueno que tienen las bodas en el campo es que permiten un estilo de menú menos rígido, más moderno e informal, y que seguro que gustará a pequeños y mayores.

Al igual que el paisaje, entre elegante y familiar, la comida puede adaptarse a platos de toda la vida con un toque moderno, sin llegar a ser demasiado raros o difíciles de comer.

 

Viñedos y mar, Penedès y Garraf

 

La zona en la que nos encontramos Violet’s Way es la que rodea las ciudades de Vilafranca del Penedès, Vilanova i la Geltrú, Sitges o El Vendrell.

Esta zona es muy conocida por sus vinos, además de los contrastes en sus paisajes.

Aquí, es posible casarte frente al mar y celebrar el banquete en una bodega, o empezar tu boda entre viñedos y acabar bañándote en la playa con tus amigos después de la fiesta.

¿Pero sabes qué es que hace especiales estas comarcas para tu boda?

Espacios alucinantes y muy diferentes entre los que encontrarás seguro el lugar perfecto para vuestra boda.

En el Alt Penedès encontrarás bodegas de todos los estilos, miradores hacia los viñedos, hoteles-bodega y casas rurales de varios estilos y capacidades para que encuentres la que se ajusta a lo que buscáis.

Si quieres más información sobre bodas entre viñedos en la zona del Penedès o el Garraf, escríbenos y explícanos lo que buscas.

¡Seguro que encontramos el sitio ideal para vuestra boda!

 

¿Y tú, crees que vuestra boda perfecta sería entre viñedos?

¡Cuéntanoslo en los comentarios y comparte esta entrada si te ha gustado!

Cómo controlar los gastos de tu boda

Cómo controlar los gastos de tu boda

Sabemos que “es el día más importante de tu vida”, que quieres que todo salga perfecto el día de tu boda, pero también sabemos que es importante controlar los gastos de este día tan especial para que no se nos vaya la cabeza.

Por eso, hoy te contamos algunos trucos que nosotras mismas aplicamos con nuestros clientes para controlar los gastos de tu boda y que el presupuesto inicial no acabe pareciendo un chiste

¿Quieres descubrirlos? ¡Allá van!

 

1. FIJA UN PRESUPUESTO INICIAL

 

Aunque después pueda variar, es importante que al principio determinéis cuánto dinero estáis dispuestos a gastaros para vuestra boda.

En Violet’s Way, fijamos el presupuesto inicial en el test inicial que hacemos a las parejas cuando vienen a visitarnos por primera vez.

Podéis poner un máximo que no se pueda superar, o quizás un intervalo de dos precios, pero siempre está bien tener esta referencia para que no nos “emocionemos” demasiado y luego no haya vuelta atrás.

Muy recomendable: repasad cada mes cómo va el presupuesto para que no sea demasiado tarde cuando os deis cuenta de que os estáis pasando.

 

2. PIDE AL MENOS 3 PRESUPUESTOS DE CADA SERVICIO O PRODUCTO

 

Esta también es una de las claves que usamos en Violet’s Way con nuestros clientes.

Pedimos siempre tres presupuestos de cada partida: de decoración, de restaurantes, de fotógrafos, de peluquería, etc.

Luego, nos sentamos con la pareja y decidimos qué presupuesto nos gusta más (por precio o por características), pero guardamos los otros dos.

Si cuando hacemos el repaso mensual del presupuesto, vemos que nos estamos pasando, nos planteamos:

¿En qué podemos recortar gastos?

Volvemos a recuperar los presupuestos que habíamos descartado, y vemos si cambiando de proveedor podemos abaratar los gastos.

 

3. PRACTICA EL DIY (DO-IT-YOURSELF)

Cómo controlar los gastos de tu boda

 

Está muy de moda hacer cosas manuales porque dan ese toque personalizado a tu boda.

Además, todo lo que puedas hacer tú, lo ahorrarás de los gastos de los proveedores de la boda.

Imagina que en lugar de contratar un servicio de Candy Bar, tú mism@ preparas tu propia mesa dulce.

Compras las chuches, la bollería o los pasteles, un mantel bonito, cajitas, botes, etc., y cuando llegas al restaurante, les dices que coloquen en una mesita todo lo que has comprado.

 

Muy recomendable para abaratar costes:

Piensa en tus amigos y amigas y en tus familiares: ¿a qué se dedican, en qué son buenos, qué hobbies tienen?… ¡Aprovéchalos!

Por ejemplo, si a tu tía le encanta hacer tartas, ¿por qué no le pides que os haga la tarta de boda o que os ayude con el Candy Bar?

O si tu amiga es diseñadora gráfica, puede ayudaros a crear las invitaciones o a diseñar los detalles para los invitados.

¡Quizás puede ser incluso su regalo de bodas para vosotr@s!

Dale unas vueltas y seguro que se te ocurren formas de que tus seres más queridos participen y os ayuden a recortar gastos para este día tan especial.

 

4. COMPARA QUÉ PACKS OFRECE EL ESPACIO DONDE CELEBRAS LA BODA

 

Hay muchos restaurantes y espacios para bodas que preparan packs que incluyen, además de la comida o la cena, el fotógrafo, el DJ o, por ejemplo, dos horas de barra libre.

Pide presupuestos en distintos sitios y pregunta qué incluye el precio, ya que quizás puedes ahorrar mucho dinero si el sitio que te gusta para celebrar tu boda ofrece también la decoración, un videógrafo o los detalles para los invitados.

 

5. NEGOCIA CON LOS PROVEEDORES

 

No seas tímid@.

Negocia con tus proveedores para que no se disparen los gastos de tu boda.

Por ejemplo: ahora se han puesto de moda los Beauty Corners, esos pequeños stands en los que podemos retocarnos el maquillaje y el pelo en la misma boda.

Pregunta a tu peluquería si te regalan algún maquillaje o peluquería para tus familiares al contratar el Beauty Corner ¡y sorprende a todas tus invitadas en tu boda!

También puedes negociar con el restaurante las horas de barra libre (a partir de un cierto número de invitados seguro que pueden hacer de más y de menos) o hablar con el DJ para que se quede un par de horas más… ¡Que no pare la fiesta!

Piensa que como dicen las madres,  “el no ya lo tienes”, y que lo mejor que puede pasar es que acabes ahorrando mucho dinero y quedando genial con todos los detalles que tendrá tu boda.

 

6. DESCARGA EL EXCEL PARA CONTROLAR TUS GASTOS DE VIOLET’S WAY

 

¿Quieres controlar los gastos de tu boda como un auténtico profesional?

Déjanos tu correo electrónico y descarga gratis ahora mismo nuestro Excel para que controles todos tus gastos.

Introduce todo lo que vayas comprando o contratando, y cada mes revísalo para ver que no se te esté yendo de las manos.

Controlar los gastos de tu boda es posible si eres organizad@ y tienes paciencia, así que, ¡a por ello!

 

 

Y tú, ¿cómo controlas o recortas los gastos de tu boda? ¡Cuéntanoslo en los comentarios y comparte este artículo en tus redes si te ha gustado!