Cómo controlar los gastos de tu boda

Cómo controlar los gastos de tu boda

Sabemos que “es el día más importante de tu vida”, que quieres que todo salga perfecto el día de tu boda, pero también sabemos que es importante controlar los gastos de este día tan especial para que no se nos vaya la cabeza.

Por eso, hoy te contamos algunos trucos que nosotras mismas aplicamos con nuestros clientes para controlar los gastos de tu boda y que el presupuesto inicial no acabe pareciendo un chiste

¿Quieres descubrirlos? ¡Allá van!

 

1. FIJA UN PRESUPUESTO INICIAL

 

Aunque después pueda variar, es importante que al principio determinéis cuánto dinero estáis dispuestos a gastaros para vuestra boda.

En Violet’s Way, fijamos el presupuesto inicial en el test inicial que hacemos a las parejas cuando vienen a visitarnos por primera vez.

Podéis poner un máximo que no se pueda superar, o quizás un intervalo de dos precios, pero siempre está bien tener esta referencia para que no nos “emocionemos” demasiado y luego no haya vuelta atrás.

Muy recomendable: repasad cada mes cómo va el presupuesto para que no sea demasiado tarde cuando os deis cuenta de que os estáis pasando.

 

2. PIDE AL MENOS 3 PRESUPUESTOS DE CADA SERVICIO O PRODUCTO

 

Esta también es una de las claves que usamos en Violet’s Way con nuestros clientes.

Pedimos siempre tres presupuestos de cada partida: de decoración, de restaurantes, de fotógrafos, de peluquería, etc.

Luego, nos sentamos con la pareja y decidimos qué presupuesto nos gusta más (por precio o por características), pero guardamos los otros dos.

Si cuando hacemos el repaso mensual del presupuesto, vemos que nos estamos pasando, nos planteamos:

¿En qué podemos recortar gastos?

Volvemos a recuperar los presupuestos que habíamos descartado, y vemos si cambiando de proveedor podemos abaratar los gastos.

 

3. PRACTICA EL DIY (DO-IT-YOURSELF)

Cómo controlar los gastos de tu boda

 

Está muy de moda hacer cosas manuales porque dan ese toque personalizado a tu boda.

Además, todo lo que puedas hacer tú, lo ahorrarás de los gastos de los proveedores de la boda.

Imagina que en lugar de contratar un servicio de Candy Bar, tú mism@ preparas tu propia mesa dulce.

Compras las chuches, la bollería o los pasteles, un mantel bonito, cajitas, botes, etc., y cuando llegas al restaurante, les dices que coloquen en una mesita todo lo que has comprado.

 

Muy recomendable para abaratar costes:

Piensa en tus amigos y amigas y en tus familiares: ¿a qué se dedican, en qué son buenos, qué hobbies tienen?… ¡Aprovéchalos!

Por ejemplo, si a tu tía le encanta hacer tartas, ¿por qué no le pides que os haga la tarta de boda o que os ayude con el Candy Bar?

O si tu amiga es diseñadora gráfica, puede ayudaros a crear las invitaciones o a diseñar los detalles para los invitados.

¡Quizás puede ser incluso su regalo de bodas para vosotr@s!

Dale unas vueltas y seguro que se te ocurren formas de que tus seres más queridos participen y os ayuden a recortar gastos para este día tan especial.

 

4. COMPARA QUÉ PACKS OFRECE EL ESPACIO DONDE CELEBRAS LA BODA

 

Hay muchos restaurantes y espacios para bodas que preparan packs que incluyen, además de la comida o la cena, el fotógrafo, el DJ o, por ejemplo, dos horas de barra libre.

Pide presupuestos en distintos sitios y pregunta qué incluye el precio, ya que quizás puedes ahorrar mucho dinero si el sitio que te gusta para celebrar tu boda ofrece también la decoración, un videógrafo o los detalles para los invitados.

 

5. NEGOCIA CON LOS PROVEEDORES

 

No seas tímid@.

Negocia con tus proveedores para que no se disparen los gastos de tu boda.

Por ejemplo: ahora se han puesto de moda los Beauty Corners, esos pequeños stands en los que podemos retocarnos el maquillaje y el pelo en la misma boda.

Pregunta a tu peluquería si te regalan algún maquillaje o peluquería para tus familiares al contratar el Beauty Corner ¡y sorprende a todas tus invitadas en tu boda!

También puedes negociar con el restaurante las horas de barra libre (a partir de un cierto número de invitados seguro que pueden hacer de más y de menos) o hablar con el DJ para que se quede un par de horas más… ¡Que no pare la fiesta!

Piensa que como dicen las madres,  “el no ya lo tienes”, y que lo mejor que puede pasar es que acabes ahorrando mucho dinero y quedando genial con todos los detalles que tendrá tu boda.

 

6. DESCARGA EL EXCEL PARA CONTROLAR TUS GASTOS DE VIOLET’S WAY

 

¿Quieres controlar los gastos de tu boda como un auténtico profesional?

Déjanos tu correo electrónico y descarga gratis ahora mismo nuestro Excel para que controles todos tus gastos.

Introduce todo lo que vayas comprando o contratando, y cada mes revísalo para ver que no se te esté yendo de las manos.

Controlar los gastos de tu boda es posible si eres organizad@ y tienes paciencia, así que, ¡a por ello!

 

 

Y tú, ¿cómo controlas o recortas los gastos de tu boda? ¡Cuéntanoslo en los comentarios y comparte este artículo en tus redes si te ha gustado!

No Comments

Post A Comment